Temporada 2015-2016



2ª JORNADA 2ª FASE (BUEN PASTOR A – DOMINICOS C)
Esta semana tocaba desplazarse hasta el C.D.M. de Torrero (por eso de que Torrero y Torero son parónimas, podemos poner de banda sonora este temazo de Renato Carosone https://www.youtube.com/watch?v=yaKuqHqaGS8) para volver a vernos las caras con Buen Pastor A. Tras el buen partido disputado en la primera fase contra este rival, había cierta expectación para ver si éramos capaces de mejorar el resultado de entonces. Sin embargo, quizás por la melancolía que provocaba la mañana (lluviosa a más no poder), quizás por las bonitas goteras que lucía el pabellón que provocaron la presencia de charquitos en algunas zonas de la pista (menudo trompazo que se dio alguno en el calentamiento), quizás por las bajas que dejaron al equipo cortito de efectivos, quizás porque Buen Pastor jugaba de azul marino y no de verde como es habitual, o quizás porque tocaba sin más salir empanadillos ...y (como cantaban Los Panchos) así pasan los días, y yo desesperando, y tú, tú, tu contestando, quizás, quizás, quizás... la cosa es que esta vez los nuestros empezaron bastante fríos. Y aunque se centraron con relativa rapidez, impidiendo que los contrarios abrieron una brecha excesivamente grande en el marcador, esos 3-4 minutos de empanada mental, lastraron a los nuestros, que se vieron obligados a remar contracorriente desde el minuto uno. Pasado ese lapsus, los nuestros ajustaron la defensa y poco a poco empezaron a jugar más sueltos en ataque, sobre todo porque los cambios de posición de algunos jugadores con respecto a partidos anteriores dieron buenos resultados, mejorando la aportación desde el extremo. Por desgracia, a falta de cinco minutos para el descanso, los nuestros dejaron de carburar y empezaron a perder balones fáciles que acababan en las manos del rival, facilitándo su salida al contrataque. Quizás porque Buen Pastor pidió un tiempo muerto, quizás porque el único pivote puro que teníamos estaba descansando después de bregar con denuedo, quizás porque el pabellón de Torrero está en un vórtice espacio-temporal ... y así pasan los días, y yo desesperando, y tú, tú, tu contestando, quizás, quizás, quizás...pero la cosa es que los rivales rompieron el partido en ese fatídico ratito. Tras el descanso, la cosa no cambió mucho. Los nuestros seguían con una caraja de padre y muy señor mío y los otros (o más bien el otro porque el rival, como la vez anterior, era el chaval que nos metió un celemín de goles el otro día y seis más de relleno), sin hacer nada del otro mundo, mantenían una cómoda ventaja de 9-10 goles a su favor. Gracias a Dios, hacia la mitad del segundo tiempo, la cosa fue cambiando. Tras introducir el míster unos cuantos cambios de posición en defensa que dificultaron seriamente el ataque estático del rival y tras conseguir recuperar la precisión en el pase que se había perdido, impidiendo así el contrataque fácil del contrario, los nuestros, pese a seguir algo espesillos en ataque, fueron recortando poco a poco distancias en el marcador hasta acercarse a los 6 goles. Por desgracia, apareció nuestra dosis de mala suerte habitual en forma de fallos desde los siete metros y en algún contrataque, por lo que no se pudo recortar más la desventaja. Al final 25-18, un gol menos de diferencia y 3 goles menos encajados que en la fase previa (algo es algo), lo que dice bastante a favor de nuestros chicos si se tiene en cuenta el rato tan malo que tuvieron y todo lo que se falló. Y lo que es más importante, todos se dejaron la piel en el campo y jugaron como un auténtico equipo. Comme il faut, que dirían los franceses.

1ª JORNADA 2ª FASE (DOMINICOS C - DOMINICOS A)
Esta semana iniciábamos nuestra andadura por el ansiado, y a la vez temido, nivel A del campeonato infantil (para ambientar las sensaciones que estamos viviendo esta temporada, bien podemos poner esta maravillosa canción “C’est merveilleux” interpretada por Edith Piaf https://www.youtube.com/watch?v=qOz6rxKhzKo).
Por exigencias del guion, el sábado tocaba enfrentarse a nuestros mayores del Infantil A, lo que no hacía presagiar nada bueno para los chicos del C. Por eso, como se hace al finalizar los encierros de San Fermín, lo primero que hay que decir es que, aunque nuestros mayores del Infantil A nos dieron un buen revolcón, no hubo que lamentar ningún herido por asta de toro. Dicho esto, y pese a lo abultado de la derrota (39-11), hay que destacar que los chavales no lo hicieron del todo mal dada la calidad del rival que tenían enfrente. Quizás por ello, por ser el rival quien era, o por el tremendo madrugón que tuvieron que pegarse (y van....) los chicos del C salieron algo fríos al partido, lo que permitió a los mayores romper el partido en un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, los del C no se vinieron abajo y poco a poco fueron ajustando la defensa de manera que los del A iban encontrando mayor oposición a sus ataques. Lástima que en ataque, se colapsaran ante las defensas que planteaba e rival, no pudiendo apenas recortar distancias en el marcador. Tras el descanso, los mayores, lógicamente, bajaron algo el pistón (no mucho, pero una pizquita sí) y los nuestros se fueron entonando, lo que les permitió ir trenzando (y resolviendo con gol) alguna jugada que otra. La guinda la pusieron la pusieron los chavales en las postrimerías del partido, cuando tras un par de robos de balón con sus respectivos contrataques, llevaron a los entrenadores del A a pedir tiempo muerto. Ver la cara de cabreo de Luisja y Álex, y oírles jurar en arameo (compadezco a los que sufrieron el momento) mientras les echaban el “chorreo” de rigor a los mayores por permitir esas jugadas.....¡no tiene precio! Al final, lo dicho, 39-11 (nada que no esperase) y, por supuesto, desearles lo mejor a nuestros “hermanos mayores” porque tienen un equipo de tomo y lomo. Y nosotros a seguir trabajando, porque si siguen progresando como han hecho en los últimos meses, seguro que le acabamos dando un disgusto a alguno de los rivales del grupo.

5ª JORNADA (BM HUESCA LASAOSA B - DOMINICOS C)
Llegamos a la última jornada de la primera fase como segundos de grupo y con un golaveraje a nuestro favor que nos daba opciones de clasificarnos para participar en la Matanza de Texas, digo... en el grupo del nivel A del campeonato de Aragón. Pero para alcanzar esa meta primero había que ir hasta Huesca y vencer al Balonmano Huesca Lasaosa B que también optaba al segundo puesto del grupo. Otro rival desconocido para nosotros y que en las cuatro jornadas previas había hecho “un poco de tó”: ganar con solvencia a La Jota, caer derrotados ampliamente frente a Buen Pastor, vencer ajustadamente a Moncayo y, por supuesto, descansar. De inicio, los nuestros salieron bien posicionados en defensa, frenando con solvencia las embestidas locales y en ataque, aunque se les notaba algo nerviosos por lo que había en juego, fueron socavando la defensa rival, alcanzando, mediada la primera parte, una ventaja de entre 4 y 5 goles que mantenían no sin algún apuro. En este punto, tras un tiempo muerto, propiciado por un tímido acercamiento de Huesca en el marcador, los nuestros empezaron a ganar fluidez en ataque, sin por ello descuidar la defensa, desquiciando por completo a los oscenses que empezaron a coleccionar exclusiones. Al descanso 8-15 para los nuestros. Con la tranquilidad que otorgaba la renta de siete goles adquirida en la primera mitad, la segunda parte ya no tuvo color. En cuanto los nuestros recuperaron el ritmo, solamente quedaba esperar a ver de cuanto nos íbamos a llevar el partido. Los de Huesca chocaban una y otra vez contra el muro defensivo de los nuestros y en ataque las metíamos de todas las formas posibles: de lejos, de cerca, fuerte, flojo, por el centro o por el costado, en estático o en contrataque....daba igual, casi todas entraban. Al final, 15-30 para los nuestros y explosión de alegría entre los chavales al verse clasificados para la siguiente fase en el nivel A (¡almas de cántaro!, con la que se les viene encima...). En definitiva, un resultado abultado, que puede resultar engañoso, porque quede claro que el rival no nos puso las cosas fáciles en ningún momento, pero eso sí los nuestros jugaron como un equipo desde el primero hasta el último, desde los que estaban en el campo, hasta los que estaban en el banco, todos eran una piña. Y ante un equipo donde prima la solidaridad en defensa y donde el egoísmo en ataque es inexistente, poco se puede hacer salvo imponer el físico (que no era el caso).
En fin, como dicen en las series continuará.................


4ª JORNADA (DOMINICOS C - BUEN PASTOR)
Tras dos jornadas suavecitas, que han venido muy bien para tomar contacto con la categoría, esta semana nos visitaba, con el liderato del grupo 5 en juego, Buen Pastor A, formado por jugadores de segundo año y que, a priori era el equipo más poderoso de esta fase preliminar. Así que hoy era un buen día para comprobar si la mejoría de nuestros muchachos era un simple espejismo, fruto de habernos enfrentado a los rivales más débiles del grupo, o era una realidad en toda regla. Visto el partido que jugaron los nuestros podemos afirmar que esto no es una ilusión: hay EQUIPO (con mayúsculas). Desde el comienzo se vio que nuestros chicos querían hacer algo grande. Intensidad en defensa, rapidez en ataque (aunque eso sí, un pelín fallones) y ahí estábamos, dominando en el marcador con ventajas de 3 y 4 tantos. Tras un tiempo muerto de Buen Pastor, los rivales endurecieron más su defensa (había alguno que las soltaba como panes) y su táctica de ataque consistente en todos para uno y ese uno contra todos empezó a funcionar y “el jugador” (lo entrecomillo porque los demás se puede decir que eran poco más que meras comparsas) nos las empezó a enchufar desde todos los sitios. Los nuestros, incapaces de frenar al muchacho fueron viendo como la ventaja se iba diluyendo hasta tornar en desventaja. Sin embargo, tiempo del míster para aclarar ideas y acelerón de los nuestros para irse al descanso solamente uno abajo. La segunda parte, por desgracia, fue otro cantar. Durante los 10 primeros minutos, mientras el físico aguantó, los nuestros mantuvieron el tipo. Después el cansancio, alguna que otra situación surrealista que descolocó por completo a los chavales y la mala suerte que apareció en el momento menos oportuno (uno abajo, penalti a favor y fallamos) fueron minando a los nuestros. Y aunque siguieron fajándose con denuedo para minimizar la derrota, poco pudieron hacer ya. Al final 20-28. Un resultado demasiado abultado para los méritos de uno y otro equipo. Y es que Buen Pastor A venció, pero ni mucho menos convenció. Pero ya se sabe que contra los elementos no se puede luchar (que se lo pregunten a Felipe II). Al menos, los nuestros se lo dejaron todo en la cancha y como decía el general San Martín “una derrota peleada vale más que una victoria casual”.


3ª JORNADA (DOMINICOS C - MONCAYO)
Después del apabullante inicio de temporada en el campo de La Jota, la siguiente jornada tocaba Moncayo. Visto el rival, me dio por pensar si los de la federación, en vez de hacer un sorteo puro, no hicieron un sorteo temático y a nosotros nos tocó el grupo de Aragón: La Jota, Moncayo, Buen  Pastor A (que puede parecer que no es típico de Aragón, ya que al fin y al cabo buenos pastores los hay en todos sitios; pero a mí me da que la A es de Andorra, la de Teruel, y lo del Pastor A se refiera a ese insigne jotero que es el Pastor de Andorra), Huesca y nosotros, los Dominicos, que por eso de que acabamos en –ico somos muy de aquí. Hecha esta profundísima reflexión, poco más se puede decir, porque partido, lo que se dice partido hubo muy poco. Basta ver el resultado de 38-9 a nuestro favor para darse cuenta de que los chavales del Moncayo resultaron ser un equipo muy, pero que muy tierno. Y eso que los nuestros (quizás por aquello del madrugón que se pegaron) estuvieron bastante espesillos y no jugaron tan bien como la semana anterior. Así que 2 puntitos más, y el tercer puesto del grupo, que da derecho a jugar el nivel B, ya está asegurado. Nos dicen hace un año que íbamos a estar así y me parto de la risa.....

2ª JORNADA (LA JOTA - DOMINICOS C)
Y aunque el que espera, desespera, los días pasan y por fin llegó el momento. El rival, La Jota, nos era totalmente desconocido ya que no nos veíamos las caras con ellos desde benjamines (y mira que  ha llovido desde entonces). Pero como estos chavales no le tienen miedo a nada, allí que se presentaron a demostrar que lo pasado, pasado está y que no se les ha olvidado jugar al balonmano. Y vaya que si se acuerdan. En un plis-plas despacharon el partido: tras el gol inicial de La Jota, parcial de 7-0 y a jugar sin presión, que no relajados. Porque aunque el partido se puso de cara muy pronto, los nuestros siguieron defendiendo con tesón y ahogaron una y otra vez las embestidas de los chavales de La Jota. En ataque, el balón se movía con rapidez y no tardaban en aparecer huecos en la defensa rival que eran aprovechados por los nuestros. Al descanso 19-4 (si me lo dicen hace seis meses no me lo creo). En la segunda parte, aunque desde la banda el míster no paraba de exigir más intensidad, los nuestros bajaron algo el ritmo en defensa, lo que propició una segunda parte algo más igualada (tampoco mucho). Al final 34-14 para los nuestros y lo que es mejor aún, una sensación de que esto es un equipo unido desde el primer jugador hasta el último, pasando por los entrenadores (daba gusto ver cómo se felicitaban unos a otros tras una buena jugada, o cómo se animaban entre ellos desde el banquillo).

1ª JORNADA
Por eso, tras una prometedora pretemporada, teníamos unas ganas tremendas de ver cómo se desenvolvían nuestros muchachos en la competición de verdad. Unas ganas que se vieron acrecentadas porque el sorteo nos deparó un rival de lo más soso en la primera jornada: descanso.